revista_digital-logo

Bioconstrucción desarrollado por arquitectas jujeñas

Un grupo de arquitectas desarrolla en la provincia de Jujuy, viviendas y edificaciones a través de bioconstruccción. Utilizan adobe o quimcha con estructuras de madera y revoques de arcilla que eligen de acuerdo a la zona donde se encuentren emplazados, cuyos detalles dieron a conocer en un reciente taller en la capital jujeña.

“Bio viene de la palabra vida, entonces lo que nosotros hacemos es trabajar con materiales de la naturaleza o vivos. Se trabaja mucho la tierra, la madera y la piedra como elementos principales de la construcción”, explicó Raymi Taborda, del estudio de Adobe Bioarquitectura. La arquitecta, explicó que como tales hacen viviendas con un trabajo integral que incluye instalaciones con el mismo concepto ecológico, que supone sistemas de tratamiento de agua y calefacción natural.

Una de sus obras emblemáticas es una galería de arte llamada Monte Casa de Arte en la capital jujeña.  Sucede que trabajan implementando con el sistema de construcción con adobe, con estructura de madera, lo que supone una buena complementación debido a que los materiales tienen resistencia similar.

Otro de los tipos de construcción que llevan adelante es la “quimcha”, que usan especialmente para la zona de Valle. Se trata de una forma constructiva que se realiza con un entramado de madera, colocado en diagonales rellenado con paja y barro, tras lo cual se aplican tres revoques, uno grueso, medio y fino.

Al detallar los beneficios de los materiales que usa en esos  tipos de construcciones,  tanto para elaborar el adobe como para los revoques, destacó que tienen una capacidad térmica denominada “inercia térmica”. “Lo que hace es absorber el calor durante el día. Aquí (en Jujuy) tenemos amplitud térmica, es decir que de día hace mucho calor y de noche baja mucho la temperatura. Entonces el barro tiene la capacidad de acumular ese calor y llevarlo hacia el interior al lugar más frío y a la noche el calor se va hacia el interior”, sostuvo.

Precisó que eso también depende de la masa térmica, y es por ello que con el adobe se suelen hacer paredes anchas de modo que la tierra acumule ese calor. Además, explicó que tiene una propiedad importante ya que la tierra regula la humedad, por lo que eso permite que la humedad ambiente esté regulada por el barro. “Cuando nosotros realizamos revoques de cemento hacemos que ese barro y esa pared de adobe pierda la capacidad de absorción de la humedad”, aclaró.

En el mismo sentido, explicó que se usan distintos tipos de arcillas que se consiguen en Valles y Quebrada. Sostuvo que en ciudades como ésta capital es más difícil de conseguir por lo que en muchas ocasiones se puede obtener de las bases, al momento de excavar para hacer las fundaciones donde se encuentra suelo arcilloso  que puede ser analizado con estudios simples para determinar su aptitud. “En toda la provincia hay mucho suelo arcilloso y hay que aprovecharlo. Aquí tenemos en la zona de Tilquiza, en Ocloyas uno rojo y en ésta zona uno más amarillento que es bueno”, precisó.

Sostuvo que los materiales dependen de la zona, las condiciones climáticas, la humedad, por lo que explicó que en San Salvador suelen utilizar más la técnica constructiva quimcha. Esto es porque a la hora de hacer adobes, requiere  secado al sol  por lo que es más fácil hacer en la Quebrada donde hay mucha radiación solar y poca humedad, a diferencia de ésta ciudad.

Por otra parte, precisó que usan un sistema estructural de madera rollizo, como si fuesen los troncos o madera aserrada adquirida  en madereras, a las que se les agrega las paredes con distintos elementos. Además, comentó que hay una normativa peruana donde se utiliza la caña de bambú para hacer rígida las paredes de una manera similar al acero, técnicas que aseguró también se usan.

“Las viviendas de adobe que conocemos son chiquitas, con pocas aberturas y un nivel bajo. Cuando queremos hacer ventanas grandes, paredes de dos pisos tenemos que contemplar mucho la estructura”, explicó. Aseguró que cambió mucho la manera de construir y  por eso estimó que es clave asesorarse estructuralmente y acudir a calculistas, arquitectos y diseñadores debido a la importancia que tiene, y conocer cómo se utilizan los materiales.

Que  sean antisísmicas es algo que aseguró tienen muy en cuenta a la hora de encarar una construcción. Por ello, la difusión de esas técnicas de construcción fue algo previsto abordar  con sus colegas en el  taller de bioconstrucción  que organizaron recientemente en la capital jujeña.

Allí tenían previsto abordar sistemas estructurales para hacer uno sismoresistente, con prácticas detalladas que le permitan desarrollar por ejemplo revoques, conocer los tipos de arcillas que se utilizan, hasta el diseño de una pared de quimcha. La idea fue explicar desde las fundaciones y bases hasta una casa completa, basadas en sus conocimientos y experiencia en la construcción tanto de la galería de arte realizada en quimcha ya mencionada, así como de viviendas que se pueden visualizar en sus redes sociales como @bioarq.

Facebook
WhatsApp
X
LinkedIn

Noticias relacionadas

12 junio, 2024
Esta obra de mitigación en Tilcara, financiada por la CAF y presentada a Nación, permitirá ordenar la ciudad y conectar a otro sector del pueblo. Con múltiples beneficios para los lugareños, la obra avanza a buen ritmo después de la pausa por condiciones climáticas. El nuevo puente resolverá cuestiones de circulación y estructura urbana.
7 junio, 2024
El pavimento sustentable en Perico es un ejemplo tangible de cómo la innovación y la colaboración pueden impulsar la sostenibilidad. La inauguración de la calle Maimará es un claro ejemplo de cómo la innovación tecnológica puede integrarse con la responsabilidad ambiental y el desarrollo comunitario.
5 junio, 2024
La vacuna ARVAC contra COVID-19 fue desarrollada por especialistas del CONICET, de la UNSAM y de la Fundación Pablo Cassará. En este desarrollo, aprobado por ANMAT y que hoy se produce y se comercializa, participaron más de 600 profesionales y 2.000 voluntarios.