revista_digital-logo
AD

Primer vehículo eléctrico argentino que se recarga con energía solar 

En el auto caben dos personas y, a diferencia de los tradicionales, cuenta con tres ruedas. Aunque el dispositivo ya está en funcionamiento, aún restan algunos detalles para terminarlo. Por sus características, también es posible conectarlo a una fuente eléctrica en cualquier domicilio.

El transporte fue realizado por Ingenieros de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicen), lo que posiciona el gran nivel de científicos que tenemos en el territorio nacional. En esta oportunidad pudimos conversar con Nicolas Brizzio, ingeniero electromecánico de la Unicen y responsable del Laboratorio de Electromovilidad de la Facultad.

¿Cómo empezó este proyecto? ¿Cuáles fueron los desafíos técnicos para realizarlo?

Nicolas: el desafío comenzó en al año 2010, donde se tomó la decisión de construir un vehículo eléctrico con energía solar para ir a competir a una carrera latinoamericana de vehículos solares en el desierto de Atacama en Chile.   Se concretó la primera carrera en el 2011 y se volvió a correr en 2012 con los vehículos llamados “Pampa Solar”, donde se ganó el premio a la mejor utilización del recurso solar por la fabricación de nuestros propios paneles solares, y se ganó el premio a la mejor utilización del litio, por el desarrollo electrónico del sistema de gestión de batería (BMS). En 2016 se comenzó a trabajar en utilizar la tecnología desarrollada para la carrera en un vehículo de uso urbano y con el vehículo nuevo totalmente operativo nos encontramos que el problema de que ese vehículo circule por las calles es un problema legal.

Ahí es donde se volvió a la carrera de Atacama en el año 2018 pero en formato de fiscalización ya con la experiencia previa y ahí es donde trajimos el caso de éxito de Chile y los equipos internacionales que participaron y empezamos a trabajar en el parte técnico legal, ese es el gran desafío.

¿Cuáles fueron los objetivos y qué se espera a un futuro?

Nicolas:  el objetivo principal del proyecto es desarrollar tecnología innovadora y vanguardista que pueda ser transferida a una empresa que desee adoptar el desarrollo.

Lo bueno de esto es que no solo damos la solución tecnológica, sino además ofrecemos la experiencia y la claridad técnica profesional para validar un vehículo eléctrico que sea seguro y cumpla con estándares internacionales.

Esperamos que el sector productivo se sienta atraído por el desarrollo tecnológico de industria nacional y de capital humano nacional y que nuestros productos puedan ser efectivamente sustitución de importaciones.

¿Qué significó este logro a nivel personal?

Nicolas: Para mí es un aprendizaje continuo, y estoy muy agradecido por las oportunidades que me dio mi familia para estudiar y la Universidad Pública por abrirme las puertas. Sin eso no hubiera podido proyectar mi carrera ni aportar mi tiempo y mi pasión a nuestra maravillosa República Argentina. Soy un apasionado de lo que hago y estoy convencido que cuando uno hace lo que le gusta, tiene objetividad en las metas y lo hace cada vez mejor.

 

 

El prototipo

Se prevé que el vehículo puede llegar a un proceso de fabricación seriado y así detener la utilización de combustibles fósiles por otras energías que sean sostenibles para que se pueda reducir la contaminación.

Algunas de las características del vehículo es que cuenta con dos tipos de recarga de batería, un sistema de uso doméstico para conectarlo a 220 volts en cualquier domicilio con todas las protecciones y un techo solar que permite una pequeña recuperación de energía mientras el auto está funcionando o está parado. Cabe destacar que tanto la gestión de las baterías como los paneles están hechos en Olavarría.

Por otra parte, a diferencia de las tres opciones disponibles que se encuentran en el mercado y son similares al prototipo desarrollado por la FIO, este biplaza tiene dos opciones de carga y es de tres ruedas. Si bien los paneles solares que fueron diseñados en la Facultad no alcanzan para llenar la batería del vehículo, ya que deberían ser de un tamaño mayor al de los autos convencionales, permiten una recarga parcial.

Por último, es importante señalar que este desarrollo le valió la vinculación con la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y en enero de 2023 recibieron la visita de un auto eléctrico marca Tesla que recorrió el continente desde Alaska hasta Ushuaia y pasó por el predio de la Facultad de Ingeniería para recargarlo y seguir camino.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Noticias relacionadas

4 diciembre, 2023
Bajo el lema "Hacia una transición energética justa", el encuentro previsto para el 18/12 está organizado de manera conjunta por el Observatorio Pyme Minero (U. de Belgrano) y la Fundación CEDHA.

AD Footer