revista_digital-logo
AD

Kippus se vale de técnicas sustentables para destacar en el arte textil.

Con el arte textil como bandera el grupo de tejedoras puneñas de Cieneguillas, Santa Catalina, logró destacar por la calidad y trazabilidad de sus prendas. Con el saber heredado realizan la cría de llamas, esquila, hilado, teñido, diseño y tejido en un proceso sustentable que viene mejorando y que los llevó no sólo a participar del “Fashion Week” sino de la feria de “Puro diseño”.

“Nosotros hacemos todo el proceso desde la cría de la llama. Usamos la fibra de llama, el esquilado lo hacemos con tijerones como antes, con un equipo familiar, y una vez que terminamos la esquila hacemos la selección de fibras, marrón, marrón clarito y blanco. Después lavamos la fibra y luego empieza el proceso de hilado”, sintetizó Graciela Gaspar, presidenta de Kippus, la marca que lleva adelante junto a su comunidad de tejedoras de Cieneguillas, departamento de Santa Catalina.

Precisó que depende del producto al que destinarán no se tiñen las fibras de tonalidades marrones, pero la natural, crema o beige se someten al teñido una vez hilada. Para ello usan productos naturales, hierbas puneñas, una de ellas llamada “quinchamal” que se mezcla con hierba mate para lograr el color verde.

En tanto con la “chueca”, semilla que adquieren en la zona de la selva jujeña conocida el Ramal, obtienen los colores naranjas, amarillo patito, por ejemplo. Por otro lado, se proveen de pequeños productores que crían la “cochinilla”, un insecto del que se obtiene el ácido carmínico o cármico y de éste el colorante natural carmín que brinda una diversidad de colores, y es algo que se usa también en Perú, México y Guatemala.

El proceso del teñido lleva tiempo, al menos un día para cada color. Supone remojar las semillas un día antes, y una vez que se saca todo el pigmento se hierve el agua en otra olla, donde se incorporan los pigmentos tras lo cual se coloca la fibra ya hilada. Usan mordientes naturales, sean piedra, limón, sal y alumbre, que permiten fijar los colores y el grado de claridad u oscuridad de cada tono, que varía según el Ph de la tintura.

Luego hacen los diseños, que ya tienen estandarizados, con determinada medida para chales, otras para ruanas, y lo tejen con telar a cuatro pedales, y también a dos agujas.

Los productos han llegado a todo el país e incluso en el extranjero ya que han mejorado la forma de comercialización con los años y han logrado reconocimientos por su calidad. ”Es un trabajo y un proceso que venimos realizando hace muchos años, por la tenacidad. Si vemos atrás hemos crecido bastante por la calidad de las prendas y hemos tenido mucha visibilidad, pero es por la organización que tenemos, nos capacitamos todo el tiempo, vamos abriendo esas puertas porque trabajamos en serio, con compromiso y el amor hacia el arte textil”, expresó Gaspar.

Planteo que el arte textil es parte de la vida de esa comunidad que también desarrolla otras actividades, la siembra y cosecha de productos naturales, que lleva adelante todo el equipo que integra Kippus en Cieneguillas, a casi 300 kilómetros de San Salvador de Jujuy.

Producen papas andinas y quinua principalmente, con un proceso agroecológico que Gaspar admite es el modo en que se llama ahora la técnica, pero es la que heredaron. “Ahora le dicen agroecológico, pero siempre se sembró así, sin químicos, era con rotación de suelo, los yuyos se sacan con la mano, y si algo ingresa lo tratamos manualmente”, detalló.

Planteó que tiene que ver con la adaptación de la tierra, por lo que donde antes sembraban habas ahora siembran papas, cada cultivo no degrada el suelo sino deja un componente que sirve para otro tipo de producción, para lo cual es importante la rotación de suelo. Dijo que en parcelas pequeñas se siembra ajos, habas, para el cuidado de la tierra.

Un legado por visibilizar

Kippus está integrado por siete familias de Cieneguillas, liderada por mujeres y en el último tiempo sumaron algunos varones jóvenes quienes están tomando otro rol, y permiten delegar tareas. Uno de ellos es Rodrigo Cuevas a quien integraron hace dos años y se encarga de la parte comercial, de internet, del área comercial que cuentan en Salta.

De hecho, hace poco fueron invitados a la feria más importante en el rubro, la de Artesanos que se desarrolla en Colón, Entre Ríos, que destacó tiene a los mejores artesanos del país, por lo que para Gaspar fue una gran satisfacción que fueran incluidos.

Este año también comenzaron con una capacitación en cortos, por lo que se proponen mejorar la visibilización que vienen desarrollando con la autogestión, a través de la incorporación de la fotografía y otras herramientas. “Siempre soñé con hacer cortos, para mostrar la vida de mi abuela, su rostro, su lucha. Mi abuela Eufrasia iba a trabajar al ingenio y me contaba el trayecto desde la Puna, los trenes, y que a pesar de ir a trabajar allá no dejaba los tejidos, hacía frazadas que luego vendía en el ingenio. Es importante registrar el legado”, expresó. Recordó que se lo heredaron sus abuelas Gerónima Gaspar quien también era tejedora, y Eufrasia Cruz de Gaspar, ambas transmitieron sus enseñanzas tanto a ella como al resto de su familia.

Destacó el legado de su abuela quien sigue hilando, una actividad que es parte de su vida, por lo que mostrarlo permitiría dar a conocer la connotación histórica que tiene, su identidad, el territorio. Su idea es hacer el corto registrando también a mujeres relacionadas con el tejido y con ello también promover que se puede cumplir sus sueños haciendo lo que saben, porque lo hacen a conciencia, cuidando su tierra, al tiempo que logran sustentarse con ello.

Otra aspiración de Kippus es poder llegar a Italia o a España con sus tejidos. De hecho, destacó que fue significativa la experiencia haber participado en el desfile “Fashion Week“, que se realizó en octubre pasado en la provincia y que les permitió visibilizar más a Kippus a través de su madre, Felisa Gaspar. Destacó que fue desafío porque para ello debían presentar un porfolio y tuvieron que apelar a una diseñadora.

Además, fueron seleccionados y participaron de la Feria Puro Diseño en Buenos Aires, y en 2022 también asistieron a la Casa de Jujuy donde su trabajo fue presentado y ponderado por el ministro de Cultura de Nación, Tristán Bauer. Por otro lado, destacó también la calidad del encuentro local de emprendedores jujeños, diseñadores, estilistas y peluqueros entre otros, al que fueron convocados a fines del 2022 y que ponderó por el profesionalismo y permitir hacer una pasarela plena para mostrar sus prendas.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Noticias relacionadas

18 abril, 2024
Más de 20 trabajadores de 5 empresas transportistas fueron entrenados por Ledesma en Calilegua. El objetivo es reducir las emisiones de carbono y promover un transporte más sostenible. #Sostenibilidad #TransporteSostenible #Ledesma #CapacitaciónAmbiental
17 abril, 2024
El Gobierno de Jujuy ha inaugurado el Punto de Acopio Volcán como parte del Proyecto de Gestión Integral de Residuos Urbanos (GIRSU), con el propósito de abordar las cuestiones ambientales, sanitarias y de acción climática en las ciudades de la Quebrada.
9 abril, 2024
Tras intensas lluvias en la Puna, Lition Energy y el Gobierno Provincial unieron esfuerzos para reparar la Ruta Provincial 79 y asegurar la continuidad del ciclo lectivo en la comunidad aborigen de Lipán. La colaboración refleja el compromiso con la educación y destaca la sinergia entre las comunidades, el Estado Provincial y Lition Energy. 🤝📚 #LitionEnergy #Compromiso #RelacionesComunitarias

AD Footer